Noticias

13 diciembre 2021

ARTISTAS DE LA REGIÓN SE REUNIERON EN EL PRIMER LABORATORIO DE ARTES GRÁFICAS LAGDA CONCLUYE CON MÁS DE 15 ACCIONES DE ARTE, UN CORTO DOCUMENTAL Y UNA INTERVENCIÓN EN LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL

LAGDA concluye con más de 15 acciones de arte, un corto documental y una intervención en la convención constitucional

Una iniciativa artística inédita para el norte del país que se desarrolló durante nueve días.

El Primer Laboratorio de Artes Gráficas del Desierto de Atacama (LAGDA) se llevó a cabo en el Ayllu de Solor en San Pedro de Atacama y convocó a más de 25 artistas, científicos y gestores para ser parte de una residencia de arte visual y gráfico con énfasis territorial.

Este encuentro formativo propuso una metodología colaborativa, que fue planteada en tres módulos: Habitar, Crear y Transitar. El proceso invitó a las y los residentes a compartir conocimientos situados, vinculados al desierto y a su historia visual para crear colectivamente piezas gráficas y proponer acciones de arte en el espacio público y virtual.

El LAGDA es un ejercicio artístico inédito en el norte del país realizado gracias al financiamiento del Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes (Fondart Regional) convocatoria 2021, a través del Fondo de Emergencia Transitorio (FET) de la región de Antofagasta y que contó con el apoyo del Colectivo Pésimo Servicio y de la Fundación Desierto de Atacama.

El coordinador ejecutivo del LAGDA, Hernán Lira, a raíz de la experiencia del laboratorio comentó: “Fue un trabajo colectivo, desde el afecto y que siempre tuvo presente el cuidado del territorio. Esos conceptos muestran el espíritu de los nueve días de residencia, donde nos reconocimos como un colectivo y pudimos revivir el lugar que habitamos, realizando una lectura crítica del escenario que nos atraviesa a todos. Somos un cuerpo que habita el desierto y tenemos derecho a imaginar y crear desde aquí”.

El laboratorio transitó por diversas técnicas gráficas, como la serigrafía, el fotomontaje, lienzo textil, cartelismo e impresión digital y análoga. Dichas técnicas definieron los formatos y soportes para la expresión de la colectividad que trabajó en el LAGDA, la que se enfocó en generar reflexión crítica frente a los conflictos históricos y políticos del territorio, así visibilizar la problemática socioambiental que genera el extractivismo.

“Se elaboraron más de 15 piezas gráficas que finalizaron en una intervención denominada El Cuerpo del Delitio en el pueblo de San Pedro de Atacama, donde se expusieron carteles, se entregaron gráficas explicativas, se estamparon prendas de vestir y se realizó una gran performance” detalló la coordinadora artística del laboratorio, Carla Sobrino. Quien agregó que, “el LAGDA fue un permanente diálogo, coordinación, un trabajo en equipo que sirvió como ejercicio y que refleja que en el Desierto de Atacama hay una necesidad de generar estos espacios para la creación situada”.

La artista conservadora, restauradora e integrante del Colectivo Pésimo Servicio, Camila Fuenzalida, comentó que “lo que más me gustó fue el primer nivel histórico, formativo, arqueológico y observacional que permitió llegar a la fase taller con bastante información e identificación territorial. Disfruté mucho el aprendizaje mutuo, la cooperación, y la capacidad de llevar trabajos conjuntos y concretarlos de manera hermosa. Agradezco a la organización la gestión para que esto sucediera”.

En tanto, el presidente de la Fundación Desierto de Atacama, Gonzalo Pimentel, quien estuvo a cargo del módulo Habitar, exponiendo y dialogando sobre la historia andina, sus contextos, formas de expresión gráfica y la memoria visual del territorio y a su vez proponiendo un recorrido por los antiguos senderos y el arte rupestre del territorio, expresó que “lo que más me gustó fue encontrarme con una multiplicidad de miradas jóvenes, todas muy potentes, diversas y creativas, todas al mismo tiempo con una conciencia importante sobre la necesidad de trabajar desde un arte colectivo que esté situado social, histórica y territorialmente. Quedé muy maravillado con todo lo que lograron conectar, concretar y producir colectivamente en muy pocos días. Fue un verdadero estallido de creatividad, amor y colaboración”.

Por su parte, el artista residente de LAGDA, Francisco Bahamondes, valoró la instancia afirmando que “fue una experiencia muy nutritiva y siento mucha gratitud por este espacio revelador frente a muchas cosas que están censuradas en los medios de comunicación. Aprendí mucho, es muy bonito que se den estas oportunidades”.

Gracias al trabajo del equipo y a los resultados de la experiencia, el LAGDA fue invitado a exponer a la Comisión de Sistemas de Conocimiento, Culturas, Ciencias, Tecnología, Artes y Patrimonios de la Convención Constituyente, en el marco de la 13° Audiencia Pública para organizaciones territoriales de estos ámbitos. En esta ocasión, Hernán Lira, coordinador ejecutivo y Carla Sobrino, coordinadora artística del laboratorio, expusieron de manera presencial el trabajo realizado en la residencia en San Pedro de Atacama y elaboraron propuestas referentes a educación artística, memoria territorial y espacios internodales de generación de conocimiento y creación artística.

 

El Laboratorio concluirá su primera versión con el estreno de un corto documental que mostrará las características del encuentro, que realza la importancia de la creación colectiva situada y que instala al Desierto de Atacama en un interesante espacio artístico y político.