Noticias

27 octubre 2021

CARABINEROS DE LA PORTADA Y SU TRABAJO CON PESCADORES Y AGUEROS

Niños, adultos y abuelos habitantes de las 8 caletas de la península de Mejillones ubicada frente a Antofagasta y que forman parte de la jurisdicción de la 5ª Comisaría La Portada.
Esta unidad de Carabineros, inaugurada en el 2018, asume como compromiso el llevar seguridad y prevención a todos quienes viven en los Cuadrante 13, 14, 15 y 16 siendo este último donde se asientan las caletas Abtao, Juan López, Constitución, Isla El lagarto, El Buey, Errázuriz, Bandurrias y Caletón, en las cuales viven más de 500 personas, así lo explica el comisario de La Portada, mayor Cristian Olivares.
A esto el oficial agrega que “Carabineros concurre a estos lugares, cercanos a la ciudad pero que tienen difícil acceso, donde hay familias que no tienen una conectividad importante, por esto Carabineros constantemente realiza patrullajes en estos sectores, no sólo con el objetivo de recopilar información de tipo delictual, sino que también para acompañarlos y ayudarlos”.
Llegar no es fácil, si bien el asentamiento más lejano está a unos 50 kilómetros del centro urbano, son casi 2 horas de trayecto por un camino que no está pavimentado en toda su extensión, siendo varios kilómetros de rutas no definidas ni señalizadas y donde la huella se ha formado por el ir y venir de décadas de los mismos habitantes de las caletas.
Es así como el mayor Olivares señala que hasta donde haya una persona, “sin importar lo alejado o difícil que sea, hasta ahí llegaremos, porque como lo dice nuestro General Director, Ricardo Yañez, somos Carabineros de todos”.
Por su ubicación, su conectividad es casi nula, no sólo por los caminos, sino que también el acceso a internet, telefonía fija o celular, tampoco cuentan con postaciones eléctricas o acceso a agua potable sobre todo los asentamientos ubicados hacia el lado poniente de la península.
Así lo relata Sixta Franca Contreras Contreras, quien vive en Bandurrias Sur desde 1980, explica que vivir en el sector es tranquilo “pero a veces sufrimos de carencias como el agua, antiguamente caminábamos para ir a la ciudad o que alguien nos trajera al sector, ahora muchos tienen vehículos o hacemos dedo, acá no hay internet, no hay nada” y para quienes como ella viven en estos lugares alejados, la visita de Carabineros los ayuda a no sentirse tan solos.

Coordinaciones

Como explicaba el mayor Olivares el trabajo de Carabineros va más allá del tema delictivo, apunta principalmente a recoger las múltiples inquietudes de estos habitantes, escucharlos y muchas veces acompañarlos.
Este acercamiento se realiza a través de patrullajes o por medio de Carabineros de la Oficina de Integración Comunitaria, quienes una vez al mes organizan una reunión con todos los dirigentes vecinales y de los sindicatos, actividad que va rotando entre las caletas.
Asimismo, tanto personal del Cuadrante como de las Micc por lo menos visitan estos asentamientos cada 15 días o cuando las condiciones así lo ameritan, reforzando los patrullajes, interiorizándose del estado de la comunidad y si existen requerimientos que puedan solucionar o canalizar, esto les ha permitido conocer situaciones puntuales y actuar frente a éstas.
Por ejemplo, en marzo de este año, en una de estas visitas, al conversar con Soledad Escobar Elgueda, quien vive hace unos 15 años en Caleta Isla El Lagarto junto a otras 17 familias dedicadas a la pesca y recolección de algas, toman conocimiento que la pobladora, que vive con sus tres nietos, no contaba con energía eléctrica, afectando incluso los estudios de los menores, su panel solar se encontraba defectuoso.
Ante esto Carabineros realiza gestiones para ayudar a la abuela, inquietud que es recogida por Cabo 1º Víctor Oyarce, que en ese tiempo era parte de la unidad y que ahora cumple funciones en la 6ª Comisaría Control de Orden Público.
El funcionario, explicó el mayor Olivares, arregló el sistema eléctrico, donó los repuestos y materiales que necesitaba para dejarlo en óptimas condiciones y capacitó a la pobladora, “este es un ejemplo de la vocación que nos lleva a ser parte de Carabineros”, comentó en su oportunidad el mayor Olivares.
“Gracias a Carabineros tenemos una conectividad con la ciudad, porque vivíamos totalmente aislados desde antes de la pandemia, yo bajaba una vez al mes y a veces cada dos meses y no tenía como comunicarme con mi hija, estuve dos veces enferma y Carabineros me contacta con doctores y con mi hija”, comento Soledad Escobar.
Así como en este caso, Carabineros recoge las necesidades de los vecinos, genera lazos de confianza y si son situaciones que escapan de sus manos, activa las redes de apoyo y canaliza los requerimientos con otros estamentos, por ejemplo se ofició a la ONEMI regional la posibilidad de demarcación de las zonas de inundación y seguridad ante un tsunami, necesidad planteada en una de las reuniones efectuadas por Carabineros.
Fresia Rodríguez Enríquez, presidenta del sindicato de caleta El Lagarto, señaló respecto al trabajo de Carabineros que se sienten muy agradecidos ya que “ha sido un apoyo fundamental, principalmente para todas las personas que vivimos en el borde costero, porque vienen a visitarnos, nos han apoyado con los niños, durante la pandemia nos ayudaron con el agua, las rondas que realizan, tenemos el Plan Cuadrante y conexión con la 5ª Comisaría, ha sido mucho el apoyo, nos hemos sentido protegidos cualquier necesidad que tenemos somos escuchados”.

Pandemia

El 2020 fue un año complejo producto de la pandemia y las caletas no estuvieron ajenas. La Oficina de Integración Comunitaria de la 5ª Comisará La Portada gracias a su permanente contacto con los vecinos pudo detectar situaciones que estaban afectando a las familias producto de la emergencia sanitaria.
La falta de trabajo, las restricciones de movilidad se sumaron a la distancia por lo que se les hizo más difícil acceder al agua potable, siendo la unidad los primeros en llegar con el vital elemento.
Esta misión, que se extendió por casi todo el año, unió los esfuerzos de la IIa Zona de Carabineros de Antofagasta, de la 5ª Comisaría La Portada y de la 6ª Comisaría de Control de Orden Público que con su camión aljibes distribuyó más de 100 mil litros de agua potable a las familias de estos 8 asentamientos.
La Unidad también coordino la entrega de alimentos y útiles de aseo e incluso con la tramitación de permisos temporales conscientes de la falta de internet en estos sectores.
En la actualidad el trabajo de la Carabineros de la 5ª Comisaría La Portada y de su Oficina de Integración Comunitaria sigue fortaleciendo la seguridad y la prevención en las caletas de la península de Mejillones y habitualmente se ven entre los cerros las balizas verdes que avisan a lo lejos que llegó Carabineros.