Noticias

25 agosto 2021

CORTE DE APELACIONES DE ANTOFAGASTA REVOCA DOS SENTENCIAS QUE CONDENABAN AL HRA A PAGAR INDEMNIZACIONES SUPERIORES A LOS $200 MILLONES

En dos causas separadas, la Corte de Apelaciones de Antofagasta decidió revocar, sin costas del recurso, la sentencia de fecha uno de julio de dos mil veinte, dictada por el Primer Juzgado de Letras en lo Civil de Antofagasta, en causa identificada bajo el Rol C-1213-2019, y en su lugar declaró que rechazan la demanda contra el Hospital Regional de Antofagasta, deducida por don Nicolás Pérez Castro, abogado, en representación de la familia Yáñez Arancibia, en la que el juzgado de primera instancia condenaba al centro de salud a pagar indemnizaciones millonarias por fallecimiento por presunta negligencia médica.

Asimismo, la instancia de Apelaciones de Antofagasta revocó la sentencia establecida por el Cuarto Juzgado de Letras de Calama en causa identificada bajo el Rol C-1558-2019, sobre juicio ordinario de indemnización de perjuicio por responsabilidad extracontractual en el caso denominado “ALQUINTA y ESCRICH con SERVICIO DE SALUD”. En este caso, la Corte de Apelaciones declaró que revoca la sentencia en primera instancia en la que se condenaba al Hospital Regional de Antofagasta, a pagar a la parte demandante la suma de $544.700 por concepto de daño emergente y la suma total de $120.000.000, a título de daño moral, por presunta falta de atención que ocasionó la muerte a un menor de edad, por lo que se absolvió al centro hospitalario de las acusaciones presentadas por la parte demandante.

Según explicó Paulo Simón, asesor jurídico del Hospital Regional de Antofagasta, estas dos sentencias de la Corte de Apelaciones son positivas para la institución ya que aclaran casos en los que se acusó presunta negligencia en la atención médica por parte de profesionales de la institución y además podrían servir como precedente para futuras causas similares.

En el caso específico de la demanda de Alquinta y Escrich, la defensa del centro de salud fue liderada por la abogada Carla Ocayo, y en el caso Yáñez Arancibia, la defensa fue liderada por el abogado Paulo Simón.