Noticias

13 enero 2021

HCC COMENZARÍA A VACUNAR INICIALMENTE A CERCA DE 1100 FUNCIONARIOS

A mediados de enero de 2020 comenzará por parte del Hospital la vacunación de cerca del 83% de los funcionarios/as del Hospital Carlos Cisternas de Calama. Corresponde al inicio de este proceso de inoculación que partirá con el personal de la salud.

Fue el 24 y 31 de diciembre que llegaba al país los primeros cargamentos de vacuna contra el coronavirus de los laboratorios Pfizer y BioNTech, los cuales debieron pasar por un proceso de control para ser despachado en helicóptero finalmente al centro de acopio de vacunas en Santiago y que inicialmente busca la vacunación voluntaria de todos y todas las profesionales de salud del país para continuar con los grupos de mayor riesgo a nivel nacional.

En el HCC y considerando que serán sus profesionales los que realizarán este proceso vacunatorio, han debido generar una serie de planificaciones en torno al espacio físico, esto porque la vacuna debe mantener una cadena de frío de ultracongelación a -75°C para su resguardo; además ya han existidos reuniones con la seremia de salud, con el fin de conocer el procedimiento y acción de trabajo de los diversos profesionales y técnicos involucrados en este proceso al interior del hospital

Para la Dr. Broncopulmonar Lismer Barberi en el Hospital “ya se realizó el censo para conocer las personas que van a recibir la vacuna y obtuvimos que 1100 funcionarios/as del HCC van a recibir la vacuna de forma voluntaria, esperando que pudiesen llegar a Calama esperando que puedan llegar para realizar este importante proceso preventivo el 18,19 y 20 del mes en curso, aproximadamente”, explicó.

 

Cómo actúan las vacunas contra el COVID-19

Para comprender el cómo actúa esta vacuna es determinante comprender el cómo combate las enfermedades nuestro organismo.

Cuando gérmenes, como el virus que causa el COVID-19, invaden nuestro organismo, atacan y se multiplican. Esta acción llamada infección, es lo que causa la enfermedad. Nuestro sistema inmunitario tiene diversas herramientas para combatir las infecciones. La sangre contiene glóbulos rojos que transportan oxígeno a los tejidos, órganos, glóbulos blancos o inmunitarios que combaten las infecciones lo realizan de diversas formas

Cuando alguien se infecta con el virus que causa el COVID-19, su cuerpo puede demorar varios días o semanas en desarrollarse y usar todas las herramientas necesarias para combatirlas y vencer la infección. luego el sistema inmunitario de la persona recuerda lo que aprendió sobre cómo proteger al organismo de la enfermedad.

Las vacunas contra el COVID-19 ayudan a nuestro organismo a desarrollar inmunidad contra el virus que causa el COVID-19 sin que para ello tengamos que contraer la enfermedad. Los diferentes tipos de vacunas actúan de diferentes formas para aportar protección, pero con todos los tipos de vacunas el organismo se queda con un suministro de linfocitos T de «memoria», además de linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus en el futuro.

 

Por lo general, después de la vacunación el organismo demora algunas semanas en producir linfocitos T y linfocitos B. Por consiguiente, es posible que una persona se infecte con el virus que causa el COVID-19 justo antes o justo después de vacunarse, y que se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

A veces, después de la vacunación, el proceso de generar inmunidad puede causar síntomas como fiebre, los cuales son normales y corresponde a una señal de que el organismo está desarrollando inmunidad.

Al respecto la broncopulmonar explica: “Las asociaciones científicas de alto nivel han determinado que todos los y los pacientes que no han presentado reacciones alérgicas en las vacunas o en campañas de vacunación previas, pueden recibir esta vacunación sin inconvenientes. Es decir, pacientes que refieran alergia y problemas a vacunas previas, no deberían recibirla. Del resto todos podrían vacunarse, recordando que este no es un proceso obligatorio, pero sí muy sugerido y altamente recomendado…las mujeres embarazadas son aún una población que no ha sido estudiada y por ende debemos estudiar muchos más datos científicos al respecto”, analizó.

Si bien se trata de una importante alternativa preventiva cabe señalar que la vacuna no desplaza otras medidas que ya se conocen como es el caso de uso de Equipos de Protección Personal (EPP) como el uso de mascarilla, distanciamiento social y físico, pero si viene a disminuir la propagación del virus y crear anticuerpos en el organismo para unos posibles contagios.

Focalizados

Para una de las referentes y parte del equipo COVID, “En consideración con los pacientes respiratorios, no deben tener temor a la vacunación, en campañas previas en relación a la influenza, está vacunación se realizará a la población más crítica y focalizada de la comunidad”, concluyó Dr. Lismer Barbieri.

Se trata de un segmento relevante no solo para la estrategia de inmunización, sino también para el control de la pandemia y la gestión de la red hospitalaria. Se estima que son los mayores de 65 años quienes más requieren ser hospitalizados por coronavirus, particularmente, en las unidades UCI, demanda que aumenta exponencialmente según la edad de los pacientes. Situación similar en torno al tiempo de los tratamientos, se poseen datos estadísticos a nivel país que señalan que a mayor edad de los infectados es más extensa la hospitalización, bloqueando por un período más largo insumos críticos como camas de alta complejidad y ventiladores mecánicos.

Desde el Minsal se busca que mientras avanza la inmunización de los funcionarios de salud, también se inocule a este grupo. “Nosotros sabemos, por la estadística que tenemos, que el 63% de la mortalidad por coronavirus en Chile está en mayores de 70 años y en mayores de 80 la mortalidad es aún mayor… En segunda prioridad están los residentes y funcionarios de atención cerrada, como los establecimientos de larga estadía (Eleam), que también vamos a empezar a vacunar inmediatamente; funcionarios de residencias sanitarias y adultos mayores de 80 años, que en Chile son más de 500 mil personas.”, expresó el ministro de Salud, Enrique Paris

Scroll Up