Noticias

05 noviembre 2021

PANDEMIA PROVOCÓ MAYOR DISPONIBILIDAD DE LECHE MATERNA EN EL HRA

Una inesperada externalidad positiva es la que provocó la pandemia por coronavirus en la Unidad de Pacientes Críticos Neonatal del Hospital Regional de Antofagasta (HRA). Gracias a una nueva práctica, impuesta por la emergencia sanitaria, ahora los bebés internos en esa unidad cuentan con una gran cantidad de leche materna, incluso como para nutrirse en forma exclusiva de ella hasta su alta.
Los detalles los entregó la matrona supervisora de la Unidad de Pacientes Críticos Neonatal del HRA, Marcela Rojo. La profesional explicó que en esta área atienden a todos los recién nacidos que, por distintos motivos, no pueden estar con su madre. “Esto puede ser por prematurez, infección o por problemas de ámbito social, entre otras causas” agrega.
“Una parte importante de la atención que le brindamos a los pacientes es la alimentación y si ésta es con leche de su madre, existe mayores posibilidades de una pronta recuperación del menor”. “La leche materna es más fácil de digerir, se absorben mejor los nutrientes y brinda anticuerpos para defenderse de las infecciones.”, detalla.
Rojo relata que para contar con leche materna, la unidad contaba con un lactario, provisto de 9 extractores eléctricos de leche. El procedimiento era que las mamás acudían al hospital, se extraían leche, para luego ser almacenada y proporcionada a los menores.
“Producto de la pandemia tuvimos que suspender la asistencia al lactario y estuvimos sin aporte de leche”, recordó la matrona. En conversaciones posteriores con el área de infectología del hospital, dijo, acordaron continuar con la práctica, pero con la salvedad que la leche debía ser extraída por las madres en sus domicilios y luego llevadas al hospital.
El proceso pasó por la educación de las mamás para preservar la esterilidad del proceso de extracción y transporte de la leche materna. Además de eso, el hospital debió comprar 8 contenedores portátiles tipo cooler.
“Para nuestra sorpresa la cantidad de leche que se extraían las madres en sus casas era mucho mayor a la cantidad que obtenían en la extracción realizada en el hospital”, resalta Rojo. Esto les ha permitido, destacó, mantener a los pacientes con lactancia materna exclusiva, incluso hasta su alta”, lo que constituye una enorme ventaja para los recién nacidos.
Sólo a manera de ejemplo, en octubre del 2019 en UPC Neonatal tuvieron 17,404 litros de leche materna disponible para los menores internados, en el mismo mes del 2021 este número fue de 60 litros.
Tanto fue el éxito en el aumento de la disponibilidad leche materna que la unidad extendió la práctica a todos los bebés de neonatología, ello gracias a la donación de 20 nuevas neveras, con lo que ahora el recinto cuenta con 28 contenedores tipo cooler para el almacenaje y transporte de este vital alimento.