Noticias

28 enero 2022

VECINOS DEL BARRIO TRANSITORIO LA CHIMBA CREAN EL MOSAICO DE SU «CÍRCULO DE MUJERES»

Este sábado se presenta oficialmente el mural creado por las pobladoras, quienes aprendieron la técnica en una serie de talleres impartidos por la artista antofagastina Nanda Yasoda.

Verónica Olguín nunca había hecho un mosaico. Y cuando la invitaron a ser parte del taller que se impartiría en el «Círculo de Mujeres» del campamento Luz Divina VII de Antofagasta, no solamente aprendió una técnica diferente de crear arte, sino que además fue formando lazos de fraternidad. «Fue súper bonito, porque habían personas que yo no conocía. Me encantó esta experiencia para seguir haciendo», dice.

Todo el trabajo de estos talleres se transformó en una obra que representa el símbolo del «Círculo de Mujeres», reflejado en una figura femenina, y que será presentado oficialmente este sábado 29 de enero en una actividad que se realizará en el Barrio Transitorio La Chimba, ubicado en el sector norte de la capital regional.

El trabajo es parte de la iniciativa «Recuperarte» que realiza la Fundación Recrea junto a los habitantes de los campamentos. De esta forma, se invitó a impartir este taller a la destacada artista antofagastina Nanda Yasoda, responsable de representativos mosaicos como los murales de Lenka Franulic y Juan Radrigán en el Teatro Municipal, o el de Andrés Sabella en el aeropuerto de la ciudad, entre otros.

«Este taller está muy relacionado con el arte terapia, con el desarrollo de las emociones. Y a través de esta reconstrucción, fortalecer el autoestima de las mujeres, la seguridad e ir creando un espacio cultural dentro de la comunidad del barrio transitorio La Chimba como una herramienta social, para que las mujeres puedan emprender un camino más allá de la situación externa de lo que está pasando con la pandemia», señaló la artista local.

La Fundación Recrea lleva seis años en el modelo de intervención comunitaria del barrio transitorio de La Chimba. «Luego de 2 años de pandemia vimos la necesidad de trabajar la salud mental tanto de niños, niñas jóvenes y sobre todo las mujeres. Con esto en mente creamos el proyecto ‘Recuperarte’ e invitamos a Nanda a desarrollar el trabajo de mosaico con las mujeres, ya que esta técnica permite conectarse con las emociones y resignificarlas a partir de la creación de piezas artísticas», plantea la encargada territorial de la fundación, María José Martinic.

Desarrollo emocional

María Roxana Hilare lleva cinco años viviendo en el barrio transitorio, y comenzó a hacerse parte de este «Círculo de Mujeres». El arte siempre le ha interesado, y durante años asoció su experiencia de vida al color marrón. Lo que ha vivido en el campamento, el trasladarse desde su Perú natal hacia Antofagasta, ahora lo lleva al morado, color que para ella significa el cambio. «Llegué acá a Chile y sentía un poco de temor, un poco de miedo. Pero no, me atendieron y yo feliz, el padre Felipe (Berríos) me acogió, construí una casita», cuenta.

El aporte de María Roxana quedará para siempre en el mural que realizó junto a la profesora Nanda. «Me gustan mucho sus talleres. Al comienzo me dolía la manito porque había que hacer fuerza, pero me encanta armar. Tengo 50 años, pero a mi edad me encanta, nunca es tarde para aprender».

En tanto, el padre Felipe Berríos, destaca la labor que realiza Recrea -donde ejerce como director- y el Círculo de Mujeres, organización en la que las vecinas realizan cursos de cuidado, dinámicas para resolver problemas en conjunto, además de instancias de contención emocional con el apoyo de psicólogas y expertas, en un salón denominado Casa de la Mujer.

«Las mujeres han podido desahogar sus problemas, se han unido, han comenzado emprendimientos, se han empoderado más, han hecho una marcha en contra de la violencia acá mismo en el campamento, por eso era muy bueno que tuvieran un lugar propio donde juntarse (…) Las mujeres son las que realmente pueden superar la pobreza y sanar los dolores que existen en un campamento, las heridas que hay», señala Berríos.