Científicos alemanes buscan potenciar la producción de combustibles verdes para la minería y la exportación desde Antofagasta

Los expertos y expertas se reunieron con la Seremi de Energía, Dafne Pino Riffo, para explicar los alcances del proyecto de investigación, que contempla la producción de H2V a partir de energía solar; la fabricación de combustibles verdes para la minería; capacitación técnica profesional y una ruta de exportación hacia Alemania.

 Desde el miércoles 17 de enero, una delegación de 20 personas – entre ellos un grupo de 15 expertos y expertas provenientes de la red de institutos de investigación de Fraunhofer Alemania y Chile- se encuentra en Antofagasta recorriendo instalaciones clave para la elaboración de hidrógeno verde (H2V) solar y derivados.

Las y los científicos trabajan en el proyecto chileno – alemán, Power-to-MEDME, que tiene como objetivo encontrar soluciones para la producción a gran escala de éter dimetílico (DME); una alternativa con gran potencial para reemplazar combustibles fósiles en la minería y la industria pesada.

La delegación se reunió este viernes con la seremi de Energía de Antofagasta, Dafne Pino Riffo, para dar a conocer la iniciativa y los beneficios que tendría para la región.

En la oportunidad, la seremi señaló que “el proyecto marca un hito para la región de Antofagasta, pues con esta acción damos inicio a un camino de colaboración para el éxito de este importante piloto y sus siguientes etapas. Para nosotros este proyecto es de suma importancia, pues está en línea con los objetivos del Plan de Acción de Hidrógeno Verde y la agenda Pro-Crecimiento del Presidente Gabriel Boric, por lo que su materialización se podría traducir en beneficios tangibles tanto a nivel regional como en el contexto global de la demanda de productos carbono neutrales.  Por esto, tenemos altas expectativas en su desarrollo y lo apoyaremos como articuladores entre el sector público, la academia y las empresas, a fin de fortalecer su impacto, se logre ejecutar con éxito y de esta forma continúe escalando para que contribuya al crecimiento sostenible de nuestro país”.

En esta línea, Frank Dinter, director del Centro de Tecnologías para Energía Solar de Fraunhofer Chile señaló que “Antofagasta reúne condiciones excepcionales de irradiación solar y es uno de los distritos mineros más grandes del mundo. Es una combinación perfecta para descarbonizar la minería y la maquinaria de alta demanda energética”.

Por su parte, Lars Metkemeyer, Project Manager de la misma institución, explicó que “las propiedades del DME son similares a las del gas licuado y el diésel, lo que permitiría reconvertir fácilmente la infraestructura existente en Antofagasta, para su transporte, manejo y uso en procesos de combustión, reduciendo significativamente, no sólo el CO2, sino también contaminantes locales como partículas, NOx y Sox”.

La investigación aborda también el análisis y preparación de una ruta de exportación hacia Alemania, que requiere cubrir su demanda de hidrógeno verde y productos derivados, principalmente a través de importaciones. “Queremos aprovechar el potencial de Chile en la producción de fuentes de energía neutras en CO2, optimizar la cadena de procesos de generación, y buscar posibles mercados de venta y modelos de negocio, tanto a nivel nacional como internacional”, explica la directora del proyecto, Ramona Schröer, de Fraunhofer IEE.

Además, se contempla la transferencia de conocimientos locales, a cargo del instituto FIBS RILLL de Alemania, en conjunto con la Cámara de Comercio alemana en Chile, AHK, que se encargará de la formación técnica necesaria. “En nuestro compromiso con la sustentabilidad, descarbonización y desarrollo de talento, apoyaremos como expertos locales el desarrollo de capacidades que Chile necesita”, declaró Lorena Olivares, gerente de Formación Dual y Capacitación de AHK Chile.

El proyecto

El proyecto comprende la construcción de una primera planta piloto en Antofagasta para la captura del CO2 necesario para la producción del éter dimetílico y un estudio financiado por el Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania con más de 11 millones de euros.

En una segunda etapa, el objetivo es la implementación de una planta para la elaboración del H2V y otra para el combustible sintético verde.

Fraunhofer Chile es el gestor de la iniciativa, mientras Fraunhofer IEE está a cargo de la coordinación. Junto a ellos participan seis institutos más de la red de centros de investigación alemana, la Universidad RWTH de Aquisgrán, el Instituto de Investigación de Economía Educativa y Social FiBS, la Cámara de Comercio de Alemania en Chile, AHK y la Universidad Adolfo Ibáñez.

Categoría :

Compartir:

Categoría

¿Tiene alguna pregunta?

¿Tienes alguna noticia para compartir o necesitas más información? Contáctanos:

Sintoniza la mejor música, mantente informado sobre eventos locales, descubre talento emergente y conecta con la comunidad antofagastina

Horarios

Envíanos tu saludo, síguenos en redes sociales y escucha nuestra señal online

Radio Desierto

Copyright © 2023 GreenByte