Verano, una oportunidad para mejorar la salud mental

Cada 13 de enero se conmemora el “Día Mundial de la Lucha de la Depresión”. El objetivo es sensibilizar y concientizar sobre esta patología vinculada a la salud mental que afecta aproximadamente a 280 millones de personas en el mundo.
Para saber más sobre este tema acudimos al Jefe del Servicio de Psiquiatría Adulta del Hospital Regional de Antofagasta, Dr. Álvaro Pizarro, a quien solicitamos relacionar esta fecha a otro tema contingente: el inicio del verano y las vacaciones.
Hay una importante relación entre la exposición a la luz solar y algunos trastornos depresivos. Incluso existe un diagnóstico llamado “trastorno afectivo estacional” en donde los meses con menor cantidad de luz registran una mayor sintomatología anímica depresiva. De esta forma existe una relación entre salud mental y los cambios de estaciones, que en este caso sería el paso de primavera a verano.
En resumidas cuentas, para el especialista, la época estival es una oportunidad para mejorar ostensiblemente nuestra salud mental, aprovechando la mayor cantidad de horas de luz.
Pizarro explica que existen investigaciones que han logrado establecer relaciones entre los ciclos estacionales y las condiciones de la salud mental, sobre todo en algunos trastornos psiquiátricos.
“Hay estudios, que se han hecho en distintas partes del mundo, donde revisaron las tasas de consulta de las personas con sus equipos tratantes o servicios de urgencia y vieron en qué periodos de tiempo hay más demanda”. Hay dos periodos con mayores consultas: en otoño y en primavera, mientras que, al contrario, es en verano donde hay menores tasas de requerimientos.
Eso es en cuanto a enfermedades mentales, que habría que diferenciar con un concepto más amplio llamado salud mental, resalta Pizarro.
“Cuando hablamos de salud mental es muy importante el autocuidado y cuáles son mis acciones intencionadas para mejorar mi calidad de salud mental” comenta. Consejos prácticos en este sentido son acciones simples como caminar, pasear y el trekking o excursionismo. “Está demostrado científicamente que estas actividades tienen un impacto positivo en la salud mental”, asevera.
“Sin ir más lejos en este periodo pandémico que tuvimos se notó mucho el impacto del periodo de encierro. Esta la oportunidad de que las personas puedan salir, lograr esparcimiento y adquirir una herramienta para mejorar su bienestar mental” comenta.
ES NECESARIO EL OCIO
Las vacaciones, asociadas generalmente al verano resultan también una oportunidad para las personas que tienen altas exigencias en sus trabajos o reciben presiones externas. La clave en esta época es bajar el nivel de carga y la ansiedad del día a día.
Para lograrlo es importante mejorar las horas de sueño y aumentar el ocio. “El ocio es necesario para tener un buen estado de salud mental. En general las personas asocian el ocio a la flojera, pero no tiene relación a la flojera, tiene que ver con dejar de estar funcionando en relación a exigencias externas.”, explica.
“Se trata de tener espacios donde yo me permito bajar mi nivel de tareas, permitiendo a mi mente y mi cuerpo bajar el nivel de actividad. Es un periodo de tiempo de 10 o 15 minutos de no hacer nada”, detalla.
No se trata de estar todo el día sin hacer nada, pero si tener momentos del día para estar en reposo, puntualiza.

Categoría :

Compartir:

Categoría

¿Tiene alguna pregunta?

¿Tienes alguna noticia para compartir o necesitas más información? Contáctanos:

Sintoniza la mejor música, mantente informado sobre eventos locales, descubre talento emergente y conecta con la comunidad antofagastina

Horarios

Envíanos tu saludo, síguenos en redes sociales y escucha nuestra señal online

Radio Desierto

Copyright © 2023 GreenByte